Política de Privacidad                                                                                                                                                                               Aviso Legal © Naranjo Gil & Asociados Abogados 2020
NARANJO GIL & ASOCIADOS ABOGADOS
EL SEGURO DECENAL Cuando   escuchamos   la   palabra   seguro   decenal,   seguro   que   más   de   uno   se   le   viene   a   la   cabeza   un   edificio   en construcción.   Efectivamente,   UN   SEGURO   DECENAL    es   un   seguro   obligatorio   que   debe   contratar   la   empresa constructora   y/   o   promotora   para   asegurar   los   posibles   desperfectos   que   se   ocasionen   en   las   viviendas   construidas durante un período de 10 años desde su construcción. Con   este   seguro   se   garantizan   las   responsabilidades   de   todos   los   que   intervienen   en   la   edificación   (constructores, promotores, arquitectos..) por los defectos que afeten a la resistencia mecánica o estabilidad del edificio. Este tipo de seguro se establece para edificaciones cuyo uso principal es de vivienda. El   día   6   de   Mayo   de   2.000   entró   en   vigor   la   Ley   de   Ordenación   de   la   Edificación   (LOE)   en   lo   referente   a responsabilidad   civil   de   los   diferentes   agentes   por   daños   materiales   en   el   edificio,    La   Ley   establece   tres   plazos en los cuales se puede reclamar responsabilidades: DIEZ AÑOS       para   los   daños   causados   por   defectos   que   afecten   a   la   cimentación,   las   vigas,   los   forjados   y   en definitiva, aquellos que comprometan la resistencia mecánica y estabilidad del edificio. TRES   AÑOS    para   los   defectos   de   los   elementos   constructivos   o   de   las   instalaciones   que   incumplan   los requisitos de habitabilidad. UN    AÑO      para     los     defectos     que     se     hayan producido en los acabados de la obra. El    tomador    del    seguro    habrá    de    ser    el        promotor, aunque   permite   que   éste   pacte   expresamente   con   el constructor   que   sea   él   quién   figure   como   Tomador   del seguro. El   seguro   es   de   obligatoriedad   para   todos   edificio   cuyo destino   sea   el   de   vivienda,   excepto    si   se   trata   de   un auto-promotor     que     construye     una     única     vivienda unifamiliar para uso propio. PARA   HACER   EFECTIVA   DICHA   OBLIGATORIEDAD   NO   SE   PERMITE   LA   INSCRIPCIÓN   DE   LA OBRA   NUEVA   EN   EL   REGISTRO   DE   LA   PROPIEDAD   SIN   EL   SEGURO   DECENAL ,   imposibilitando   al promotor   a   obtener   la   financiación   hipotecaria   o   comercializar   las   viviendas.   Si   la   vivienda   es   transferida   antes   de diez   años   a   un   tercero,   para   que   éste   no   quede   desprotegido,   la   LOE   obliga   al   autopromotor-vendedor   a   contratar una garantía por el plazo de tiempo que resta hasta completar los diez años. ¿CUÁNDO SE PODRÁ ESTAR EXENTO DEL SEGURO DECENAL? Al   respecto   la   Resolución-Circular   de   3   de   Diciembre   de   2003,   de   la   Dirección   General   de   los   Registros   y   del Notariado,   sobre   la   interpretación   que   deba   darse   a   las   modificaciones   introducidas   en   la   Disposición   Adicional Segunda   de   la   Ley   38/1999   de   5   de   noviembre   de   Ordenación   de   la   Edificación,   por   el   artículo   105   de   la   Ley 53/2002 de 30 de diciembre de Medidas Fiscales, Administrativas y de Orden Social, establece 1 . Cuando   se   trate   de   obras   de   rehabilitación    para   cuyos   proyectos   de   nueva   construcción   se   hubiese solicitado   la   licencia   antes   del   6   de   mayo   de   2000,   fecha   de   entrada   en   vigor   de   la   Ley   de   Ordenación   de   la Edificación. 2 . Cuando   se   trate   de   auto-promotor,   la   ley   ha   previsto   la   exoneración   del   seguro   a   los   auto-promotores   que construyan   viviendas   unifamiliares,   siempre   que   la   vivienda   se   destine   a   uso   del   mismo   auto-promotor,   y no         exista   intención   de   enajenarla .   Quedando   obligado   aquél   si   la   enajenare   antes   del   transcurso   de   10 años,   bien   a   la   constitución   de   la   garantía;   bien   a   acreditar   que   durante   dichos   10   años   destinó   la   vivienda   a uso   propio,   si   en   este   caso   fuere   exonerado   expresamente   de   dicha   obligación   por   el   comprador.   Debiendo entenderse   comprendidas   en   el   concepto   de   auto-promotor   las   personas   jurídicas,   dado   que   en   última instancia estas son una sola entidad, son "individuales" siguiendo un criterio numérico. 3 . No   podrá   exigirse   la   constitución   del   seguro   a   las   viviendas   unifamiliares   de   uso   propio   cuando   la escritura   de   declaración   de   obra   nueva   terminada,   de   rehabilitación,   o   el   acta   de   finalización   de   la declarada   en   construcción   sean   calificadas   a   partir   del   2   de   enero   de   2003 ,   cualesquiera   que   sean   las fechas   de   presentación   o   de   autorización. Asimismo,   respecto   de   las   ya   calificadas   como   defectuosas   por   no haberse   aportado   la   debida   garantía,   se   considerarán   subsanadas   a   partir   de   la   citada   fecha,   a   los   efectos   del párrafo segundo del artículo 18 de la Ley Hipotecaria. No   obstante,   no   olvides   que,   incluso   en   lo   más   sencillo   pueden   concurrir   circunstancias   que   compliquen   la situación,   por   lo   que   te   recomendamos   acudir   a   verdaderos   profesionales,   así   que   si   necesitas   solucionar   problemas de ésta u otra índole, SOLICITA TU CITA  AL 928 760 633 y te asesoraremos. © 2018 Sonia María Naranjo Gil SI TE GUSTA COMPÁRTELO
· · ·