Política de Privacidad                                                                                                                                                                               Aviso Legal © Naranjo Gil & Asociados Abogados 2017
NARANJO GIL & ASOCIADOS ABOGADOS
           IDEAS ABANDONADAS El Albergue de la Creatividad Jurídica
EL PRIVILEGIO DEL AGRICULTOR La   mano   del   hombre   ha   hecho   que   las   plantas   ya   no   sean   “libres”.   El   ser   humano   la   ha   esclavizado sometiéndolas   a   la   modificación,      mejora   y   experimentación   fin   de   obtener   los   mejores   ejemplares de la especie. El   fitomejoramiento,   como   medio,   está   destinado   a   lograr   la   mejora   genética   de   los   cultivos desarrollando   nuevas   variedades   que   sean   más   resistentes   a   plagas,   a   factores   medioambientales con   el   incremento   de   su   calidad.   Ahora   bien,   para   llegar   a   estos   maravillosos   resultados,   las empresas    dedicadas    al    sector    habrán    de    haber    invertido    miles    de    euros    en    investigación    y desarrollo. ¿CÓMO PROTEGER ESE TIPO DE  INVESTIGACIÓN? Este   tipo   de   resultados   encuentran   protección   en   el   Convenio   de   la   Unión   Internacional   para   la Protección   de   Obtenciones   Vegetales   (UPOV).   En   términos   coloquiales,   sería   el   equivalente   a   una Patente   pero   en   versión   vegetal.   Es   decir,   su   protección   le   garantizará   a   las   empresas   del   sector   el no    uso    por    terceros    sin    autorización,    a    salvo    de    una    excepción;    EL    PRIVILEGIO    DEL AGRICULTOR. ¿QUÉ ES LE PRIVILEGIO DEL AGRICULTOR? Los     agricultores     conservan     semillas     de     su     propia producción    para    volver    a    sembrarlas    en    el    siguiente ciclo    de    cultivo.   A    priori,    no    parece    plantear    ningún problema,    sin    embargo,    existen    especies    de    semillas denominadas   autógamas   que   se   fecundan   a   sí   mismas sin   alterar   sus   características   originales,   como   el   caso del   trigo.   El   conflicto   está   servido   porque   las   empresas creadoras   de   semillas   están   muy   interesadas   en   cobrar cada   vez   que   el   agricultor   lleve   a   cabo   la   siembra   y   se les    abone    por    el    uso    de    sus    semillas    (regalías    o royalties). Por   tanto,   el   privilegio   del   agricultor   que   no   es   otra cosas   que   una   excepción   al   derecho   del   obtentor   (el creador   de   esa   semilla)   por   la   cual   autoriza   a   los agricultores   a   replantar   el   producto   de   la   cosecha de      una      variedad      protegida      para      volver      a reproducirla   sin   necesidad   de   pagar   los   derechos por el uso. Es   una   práctica   que   tradicionalmente   se   emplea   en   España   respecto   a   variedades   agrícolas.   Sin embargo,   el   privilegio   del   agricultor   vive   en   un   conflicto   latentes   con   implicaciones   políticas, económica e incluso morales cuando pensamos en los agricultores de los Países del Tercer Mundo. Consúltanos, somos especialistas. Solicita tu cita en el 928 760 633 © 2016 Sonia María Naranjo Gil Socia Fundadora de Naranjo Gil & Asociados Abogados SI TE GUSTA COMPÁRTELO
NARANJO GIL & ASOCIADOS ABOGADOS
           IDEAS ABANDONADAS El Albergue de la Creatividad Jurídica
EL PRIVILEGIO DEL AGRICULTOR La   mano   del   hombre   ha   hecho   que   las   plantas   ya   no   sean   “libres”.   El   ser humano    la    ha    esclavizado    sometiéndolas    a    la    modificación,        mejora    y experimentación fin de obtener los mejores ejemplares de la especie. El   fitomejoramiento,   como   medio,   está   destinado   a   lograr   la   mejora   genética   de los   cultivos   desarrollando   nuevas   variedades   que   sean   más   resistentes   a   plagas, a   factores   medioambientales   con   el   incremento   de   su   calidad. Ahora   bien,   para llegar   a   estos   maravillosos   resultados,   las   empresas   dedicadas   al   sector   habrán de haber invertido miles de euros en investigación y desarrollo. ¿CÓMO PROTEGER ESE TIPO DE  INVESTIGACIÓN? Este   tipo   de   resultados   encuentran   protección   en   el   Convenio   de   la   Unión Internacional    para    la    Protección    de    Obtenciones    Vegetales    (UPOV).    En términos    coloquiales,    sería    el    equivalente    a    una    Patente    pero    en    versión vegetal.   Es   decir,   su   protección   le   garantizará   a   las   empresas   del   sector   el   no uso   por   terceros   sin   autorización,   a   salvo   de   una   excepción;   EL   PRIVILEGIO DEL AGRICULTOR. ¿QUÉ      ES      LE      PRIVILEGIO      DEL AGRICULTOR? Los    agricultores    conservan    semillas    de    su propia   producción   para   volver   a   sembrarlas en   el   siguiente   ciclo   de   cultivo.   A   priori,   no parece      plantear      ningún      problema,      sin embargo,     existen     especies     de     semillas denominadas   autógamas   que   se   fecundan   a sí    mismas    sin    alterar    sus    características originales,     como     el     caso     del     trigo.     El conflicto   está   servido   porque   las   empresas creadoras   de   semillas   están   muy   interesadas en   cobrar   cada   vez   que   el   agricultor   lleve   a cabo   la   siembra   y   se   les   abone   por   el   uso   de sus semillas (regalías o royalties). Por   tanto,   el   privilegio   del   agricultor   que   no   es   otra   cosas   que   una   excepción   al derecho   del   obtentor   (el   creador   de   esa   semilla)   por   la   cual   autoriza   a   los agricultores   a   replantar   el   producto   de   la   cosecha   de   una   variedad   protegida para volver a reproducirla sin necesidad de pagar los derechos por el uso. Es    una    práctica    que    tradicionalmente    se    emplea    en    España    respecto    a variedades    agrícolas.    Sin    embargo,    el    privilegio    del    agricultor    vive    en    un conflicto   latentes   con   implicaciones   políticas,   económica   e   incluso   morales cuando pensamos en los agricultores de los Países del Tercer Mundo. Consúltanos, somos especialistas. Solicita tu cita en el 928 760 633 © 2016 Sonia María Naranjo Gil Socia Fundadora de Naranjo Gil & Asociados Abogados SI TE GUSTA COMPÁRTELO