Política de Privacidad                                                                                                                                                                               Aviso Legal © Naranjo Gil & Asociados Abogados 2020
NARANJO GIL & ASOCIADOS ABOGADOS
UN AROMA VALE MÁS QUE UNA IMAGEN: LAS MARCAS OLFATIVAS El   perfume   que   nos   evoca   un   antiguo   amor,   el   olor   a   cloro   y   hierba   recién   cortada   que   nos   recuerda   los   veranos   en el   apartamento   de   la   playa,   el   aroma   del   pan   recién   hecho   que   nos   recuerda   a   cuando   nuestra   madre   lo   horneaba…     No   solo   la   mente   tiene   memoria,   pues   el   sentido   del   olfato   tiene   mayor   impacto   que   el   de   la   vista,   llegando   a evocar más recuerdos y emociones que el mismo sentido de la vista. Los   especialistas   en   marketing   lo   saben   muy   bien   y   no   han   descansado   hasta   intentar   convertir   a   los   olores   en medios identificativos de los productos de sus clientes, los fabricantes. Sin embargo, tenemos que plantearnos     ¿ACTUALMENTE    ES    POSIBLE    REGISTRAR UNA MARCA OLFATIVA? El    gran    inconveniente    radica    en    la    necesidad    de representar   visualmente   el   aroma   del   producto   y   que ese   aroma   no   sea   el   producto   en   sí,   sino   el   medio   para identificarlo.   Pero   ¿cómo   representar   visualmente   el aroma?...   Lo   ideal   sería   conservarlo   en   un   frasco   y   llevarlo   a inscribir,   emulando   al   asesino   del   famoso   Best   Seller de     Patrick    Süskind     “El    perfume”.    Sin    embargo,    el aroma   en   el   frasco,   con   el   lapso   del   tiempo   perdería sus propiedades. ¿Entonces?… La   única   solución   posible   la   entramos   en   la   química mediante   su   formulación,   pero   esa   fórmula   equivaldría al producto en sí mismo y volveríamos al punto de partida del problema. Hace   mucho   tiempo   ya   lo   intentó   Chanel   en   el   Reino   Unido   con   su   Perfume   número   5,   pero   resultó   imposible. Excepciones   se   han   dado   como   el   caso   de   un   hilo   de   coser   con   fragancia   que   se   registró   en   Estados   Unidos   en 1990,   o   las   pelotas   de   tenis   con   olor   a   hierba   recién   cortada   o   los   neumáticos   y   dardos   con   aromas   presentados ambos en Reino Unido. Los   tiemps   cambian   y   estamos   en   pleno   vorágine   de   cambios.   El   nuevo   reglamento   sobre   marcas   de   la   Unión Europea   entró   en   vigor   el   23   de   marzo   de   este   año   y   entre   los   cambios   legislativos   más   trascendentales      elimina   el requisito   de   la   representación   gráfica   en   el   registro,   lo   que   permitirá   la   inscripción   de   marcas   olfativas   o   gustativas, ampliando el espectro de marcas registrables. Pese   a   todo,esto   no   implica   que   todo   esté   resuelto. Aún   queda   un   largo   camino   por   recorrer   en   cuanto   a   la   forma   en la que este tipo de signos distintivos se podrá registrar, que se encuentra sin definir. Si deseas registrar tu marca, somos especialistas © 2016 Sonia María Naranjo Gil Socia Fundadora de Naranjo Gil & Asociados Abogados SI TE GUSTA COMPÁRTELO