Política de Privacidad                                                                                                                                                                               Aviso Legal © Naranjo Gil & Asociados Abogados 2020
NARANJO GIL & ASOCIADOS ABOGADOS
           IDEAS ABANDONADAS El Albergue de la Creatividad Jurídica
MALTRATO INFANTIL INVISIBLE Ayer me comentaba una compañera que iba por la calle y, de repente, vio discutiendo de forma muy acalorada y escandalosa, a una pareja por el tema de los niños y delante de sus hijos No cabe la menor duda de  que el periodo estival implica un incremento considerable de las consultas relativas a la interpretación de las sentencias de divorcio, especialmente en lo referente al régimen de vacaciones de los menores. El caldo de cultivo de los conflictos matrimoniales tiene su desembocadura en los menores que de forma constante los sufren y, de una u otro forma, viven los problemas de los mayores como propios, generando un profundo sentimiento negativo hacia el otro progenitor, generalmente con el que no convive, haciendo reproches al padre o a la madre. Estas situaciones tan comunes se conocen con las siglas de S.A.P.  es decir, el Síndrome de Alienación Parental consistente en un conjunto de síntomas, que se produce en los hijos, cuando un progenitor, mediante distintas estrategias, transforma la conciencia de los niños con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor. El “lavado de cerebro” en los que los hijos que lo sufren generan un odio patológico e injustificado hacia el progenitor influyendo en su desarrollo físico y psíquico quien se verá carente de la imagen adecuado del progenitor alienado, sintiendo vergüenza hacia él o ella. He tenido la desgracia de ver menores que, tras sufrir el divorcio de sus padres, hablan con el mismo dolor y resentimiento del progenitor alineado siendo una copia exacta del sentimiento del adulto. En México hay sentencias en las que se ha condenado con prisión al progenitor alienador dado que su código penal lo penaliza. En España existen numerosas sentencias en las que se condena civilmente al alienador, privándole de la guarda y custodia de su hijo. Si sufres este problema, no pierdas la calma, no dejes de luchar por lograr mantenerte en el lugar que te corresponde como padre o madre y disfruta del periodo vacacional que tienes con tu hij@.... © 2015 Sonia María Naranjo Gil SI TE GUSTA, COMPÁRTELO