Política de Privacidad                                                                                                                                                                               Aviso Legal © Naranjo Gil & Asociados Abogados 2017
NARANJO GIL & ASOCIADOS ABOGADOS
ESTUDIAR LEYES PARA PODER OPOSITAR La carrera de Derecho tiene fama de aburrida y requerir de la memorización de fechas, leyes, etc… Es   innegable   que   todo   el   mundo   no   nació   para   estudiar   Derecho   y   ¡gracias   a   Dios!¡   porque   un   mundo   plagado, única   y   exclusivamente,   de   licenciados   o   grados   en   Derecho   podría   llegar   a   ser   muy   tedioso,   especialmente   si tenemos   en   cuenta   que   todos   conocerían   la   leyes….,   aunque,   sea   dicho   de   paso,   sin   ser   especialistas   en   leyes,   todos tenemos la obligación de conocer las leyes, como nos dice el Código Civil: …“La ignorancia de las leyes, no excusa de su cumplimiento”…. ¿CUÁNDO SE PLANTE EL PROBLEMA DE ESTUDIAR LEYES? Con   la   llegada   de   la   crisis   económica,   un   gran   porcentaje   de   la   población   ha   decidido   comenzar   a   preparar oposiciones   y   se   han   lanzado   a   la   adquisición   de   temarios   con   tremendo   contenido   jurídico,   sin   siquiera   tener   base para    poder    entenderlos,    lo    que    desemboca    en    un absoluto   desánimo,   derrota   y   consiguiente   abandono del   intento   de   obtener   un   puesto   fijo   de   funcionario dentro de la Administración Pública. La   proliferación   de   academias   y   centros   de   estudios que     prometen     un     futuro     mejor,     llenando     a     sus confiado   alumnado   de   material,   prácticamente   fruto del   copia   y   pega   de   las   leyes,   impide   que   el   opositor, logre   aprender   el   contenido   sin   un   absoluto   ejercicio de   buena   memoria   basada   en   la   repetición   como   un loro    de    frases,    que    en    la    memoria    del    estudiante carecen   de   sentido   pero   que   hay   que      perpetuar   como si   de      la   protección   de   una   especie   rara   y   exótica   a extinguir se tratase. ¿ES EL DERECHO SOLO MEMORIA? Evidentemente,    hay    que    memorizar    determinadas fechas,         determinadas         leyes,         determinadas circunstancias   e   incluso   hechos   históricos,   pero   eso   no   implica   el   olvido   del   aprendizaje   propio   que   será   la   base   de lo que memoricemos. La   memoria    es   una   función   del   cerebro   que   permite   al   organismo   codificar,   almacenar   y   recuperar   la   información del   pasado,   pero   el   solo   hecho   del   almacenaje   de   información   sin   ningún   recuerdo   que   genere   una   conexión sináptica   entre   nuestras   neuronas   que,   a   su   vez,   desencadene   una   emoción   en   nuestro   cerebro,   es   innegable   que   está abocada al olvido. ¿CÓMO ESTUDIAR LEYES Y NO MORIR EN EL INTENTO? Lo   ideal   y   recomendable   es   tener   un   docente   que   le   lleve   dentro   el   don   de   la   comunicación,   que   ame   con   todo   su corazón   el   Derecho,   transmitiendo   ese   amor   al   alumnado   y   facilitándole   el   proceso   de   pasar   de      larva   jurídica   a mariposa   desplegando   la   belleza   del   conocimiento   jurídico   mediante   el   aprendizaje   del   argot   propio   de   las   ciencias jurídicas,   con   ejemplos   que   hagan   ver   que   la   realidad   de   las   leyes   se   encuentra   desde   que   salimos   a   la   calle   hasta que apagamos la luz para irnos a dormir. El Derecho primero se entiende, luego se memoriza….. no lo olvides… Si   deseas   clases   particulares   de   Derecho   para   preparar   oposiciones,   avanzar   en   tus   estudios   universitarios,   por   favor, no dejes de llamarnos SOLICITA TU CITA  AL 928 760 633 © 2017 Sonia María Naranjo Gil SI TE GUSTA COMPÁRTELO
NARANJO GIL & ASOCIADOS ABOGADOS