Política de Privacidad                                                                                                                                                                               Aviso Legal © Naranjo Gil & Asociados Abogados 2020
NARANJO GIL & ASOCIADOS ABOGADOS
SOBREVIVIR AL EMPLEADO DESLEAL El   mercado   funciona   mediante   la   oferta   y   la   demanda,   así   como   el   tránsito   de   trabajadores   a   lo   largo   y   ancho   de   él, lo cual da lugar a una variada casuística en cuanto al comportamiento de éstos últimos. Uno   de   los   grandes   problemas   que   las   empresas   enfrentan   suele   ser   el   despido   de   los   empleados   encargados   de   la comercialización   de   sus   productos   y   servicios,   especialmente   porque   son   éstos   los   que      suele   tener   el   primer contacto   con   el   que   potencial   cliente   que,   más   adelante,   engrosará   nuestra   base   de   datos   de   clientes.   Es   el embajador de nuestra empresa. El   comercial   se   encuentra   contratado   para   llevar   a   cabo   la   labor   de   captación   de   nuevos   clientes   y   gran   parte   de   su desempeño   se   basa   en   sus   habilidades   personales   para   el   contacto   con   el   público   en   general   y   el   conocimiento   que tenga de los productos o servicios que oferta. ¿QUÉ OCURRE CON LA CLIENTELA CUANDO ESE TRABAJADOR ES DESPEDIDO? La   clientela   pese   a   ser   uno   de   los   ejes   primordiales   de   las   empresas   no   es   considerada   propiedad   de   la   misma,   ni   es parte   del   secreto   empresarial   o   el   “how   know” (“el   saber   cómo”)   ni   es   parte   integrante   de   la propiedad industrial. La   clientela   es   libre   para   irse   cuando   lo   desee a    la    búsqueda    o    al    encuentro    de    mejores ofertas     en     aras     de     las     fluctuaciones     del comercio. Desviar     al     cliente     puede     dar     paso     a     la existencia   a   una   conducta   contraria   a   la   buena fe   comercial,   pero   en   ningún   caso   es   la   base para   la   existencia   de   la   competencia   desleal, salvo    casos    muy    particulares    como    son    la concurrencia   desleal   que   abordaremos   en   otra ocasión. El habitual relato del empresario suele ser “Nuestra   empresa   ha   sufrido   un   daño   muy   grande      en   la   facturación,   pues   nuestro   comercial   está   llevándose   a los clientes que antes había captado para nosotros. ¿no podemos hacer nada?....” Desde   el   punto   de   vista   de   la   competencia   desleal,   a   priori,   hay   que   tener   en   cuenta   cada   caso   concreto,   no   se podemos   amarrar   al   cliente;   sin   embargo,   nada   quita   que   esos   daños   y   perjuicios   que   nos   han   irrogado   puedan   dar paso a una reclamación judicial ante los Juzgados y Tribunales correspondientes. El mal ya está hecho, pero una para saber y otra para aprender ¿CÓMO EVITAR QUE UN EMPLEADO NOS EXPOLIE LA CLIENTELA? A   la   hora   de   contratar   los   comerciales   es   muy   conveniente   establecerles   pactos   en   sus   contratos   a   fin   d   evitar   la fuga irremediable de clientes. Entre ellos podemos citar 1 . Pactos de permanencia 2 . Pactos de plena dedicación 3 . Pactos de no concurrencia. 4 . Pactos de no competencia post contractual Si necesitas más ayuda sobre este tema o cualquier otro, SOLICITA TU CITA © 2016 Sonia María Naranjo Gil SI TE GUSTA COMPÁRTELO