Política de Privacidad                                                                                                                                                                               Aviso Legal © Naranjo Gil & Asociados Abogados 2020
NARANJO GIL & ASOCIADOS ABOGADOS
EL DOMICILIO FISCAL: EXTRANJEROS COMUNITARIOS  RESIDENTES Y NO RESIDENTES Seguro   que   en   alguna   ocasión   has   oído   hablar   del   domicilio   fiscal.   Para   los   autónomos   es   un   término   más   de   su cotidianeidad,    no    tanto    para    los    que    son    trabajadores    por    cuenta    ajena,    si    bien,    como    en    todo,    se    generan excepciones. La   Agencia   Tributaria   determina   como   lugar   donde   se   ha   de   llevar   a   cabo   la   tributación   de   nuestros   impuestos   el lugar   donde   tengamos   establecida   nuestra   RESIDENCIA   HABITUAL. Ahora   bien,   ¿QUÉ   ES   LA   RESIDENCIA HABITUAL ?..   La   residencia   habitual      de   una   persona   física   en   aquella   en   la   que   desarrolla   su   principal   actividad económica (p.e. donde trabaja). Esto es lo que se llama el DOMICILIO FISCAL. Este   tema   que   a   priori   no   debería   genera   ningún   problema,   sí   que   lo   genera,   en   no   pocas   ocasiones   a   los extranjeros   no   residentes,   especialmente   en   tema   de   pago   de   impuestos.   Por   tanto,   los   requisitos   para   considerar que una persona tiene su RESIDENCIA HABITUAL EN ESPÑANA , deberán cumplir los siguientes requisitos: Que permanezca más de 183 días, durante el año natural, en territorio español. Para determinar este período de permanencia en territorio español se computarán las ausencias esporádicas salvo que el contribuyente acredite su residencia fiscal en otro país. En el supuesto de países o territorios de los calificados como paraíso fiscal, la Administración tributaria podrá exigir que se pruebe la permanencia en el mismo durante 183 días en el año natural. Que radique en España el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos de forma directa o indirecta. Que residan habitualmente en España el cónyuge no separado legalmente y los hijos menores de edad que dependan de esta persona física. Este tercer supuesto admite prueba en contrario. Por contraposición a lo establecido en la ley, se considerarán NO RESIDENTE EN ESPAÑA  los que no cumplan ninguno de las circunstancias el párrafo anterior. ¿CÓMO PASAR DE RESIDENTE A NO RESIDENTE? En no pocas ocasiones, los gravámenes fiscales de unos y otros países dentro de la Unión Europea varían constantemente, razones que hacen que, en muchas ocasiones, los extranjeros comunitarios decidan establecer sus domicilios fiscales en su país de origen. El trámite requiere un cambio en la declaración censal y el alta en el domicilio fiscal del país de origen. Eso sí, siempre habrá de tenerse en cuenta los requisitos señalados anteriormente, especialmente para no incurrir en problemas fiscales. Al ser comunitario, no requerirá de ningún trámite ante la Delegación de Extranjería o ante la Comisaría de Polícía. No   obstante,   no   olvides   que,   incluso   en   lo   más   sencillo   pueden   concurrir   circunstancias   que   compliquen   la situación,   por   lo   que   te   recomendamos   acudir   a   verdaderos   profesionales,   así   que   si   necesitas   solucionar   problemas de ésta u otra índole, SOLICITA TU CITA  AL 928 760 633 y te asesoraremos. © 2018 Sonia María Naranjo Gil SI TE GUSTA COMPÁRTELO
· · ·