Política de Privacidad                                                                                                                                                                               Aviso Legal © Naranjo Gil & Asociados Abogados 2017
NARANJO GIL & ASOCIADOS ABOGADOS
           IDEAS ABANDONADAS El Albergue de la Creatividad Jurídica
VIVIR DENTRO INTERNET : LAS CIUDADES INTELIGENTES La   Ciencia   Ficción   del   cine   es   el   HOY   que   alguien   imaginó   años   atrás.   Lejos   quedó   la   época   en   la   que   el teléfono   portátil,   las   gafas   de   rayos   X   o   el   reloj   televisión   de   James   Bond   hacían   pensar   en   una   vida   mejor, llena de tecnologías al servicio del ser humano. Los   avances   tecnológicos   son   una   realidad.   La   prueba   palpable   la   encontramos   en   la   soltura   de   la   infancia   en   el     manejo   de   Smartphone   y   Tablet.   Es   innegable   que   el   uso   de   estos   dispositivos   se   encuentra   en   su   momento álgido   para   cualquier   estamento   de   la   población   del   primer   mundo,   llegando   en   algunos   países,   como   China,   a establecer un carril exclusivo para personas adictas al móvil La   posibilidad   de   ver   el   rostro   de   nuestro   interlocutor,   que   nuestro   móvil   nos   diga   cuántos   kilómetros   hemos andado,   nos   avise   de   que   tenemos   que   tomar   agua      o   cuántas   calorías   hemos   consumido   hace   que      las   urbes   no puedan    ser    menos.    Es    innegable    que    nos    encontramos    cada    vez    más    cerca    del    modelo    de    CIUDADES INTELIGENTES. ¿QUÉ SON LAS SMART CITIES o CIUDADES INTELIGENTES? Las    ciudades    inteligentes    son    aquellas    en    las    que    el    uso    de    los    avances    tecnológicos    en    las    áreas    de información   y   comunicación   (TIC)   las   proveen   de   una   infraestructura   que   incremente   la   calidad   de   vida   de   los ciudadanos,   así   como   un   desarrollo   sostenible   con   el   que   minimizar   el   impacto   medioambiental   que   produce   el ser   humano,   al   mismo   tiempo   que   contribuir   a   la   disminución   del   gasto   público   y   al   crecimiento   de   la economía. Con   el   fin   de   promover   la   dinámica   de   las   ciudades   inteligentes   se   creó   RECI:   Red   de   Ciudades   Inteligentes, entre las que se encuentran Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, entre otras. ¿EXISTEN REALMENTE LAS CIUDADES INTELIGENTES? Si    lo    miramos    desde    una    óptica    más    cercana, veremos   que   cada   vez   es   más   frecuente   que   los trámites    burocráticos    con    las    Administraciones Públicas   se   lleven   a   cabo   en   “Sede   Electrónica”, enviar   una   carta,   ya   no   exige   las   colas   de   antaño en    la    oficina    de    Correos,    pues    se    puede    enviar desde    tu    hogar    a    través    de    Internet,    con    la consiguiente,   reducción,   por   lo   menos   a   priori,   del gasto   de   papel.   Lo   mismo   podemos   decir   de   las gestiones   con   las   entidades   bancarias,   compras   de productos,    incluso    el    pedir    comida    a    domicilio, ello    sin    olvidarnos    de    las    lavadoras    inteligentes que detectan dónde se encuentra la suciedad en las prendas. Estamos   en   la   antesala   de   las   ciudades   inteligentes   que   serán   capaces   de   regular   la   energía   que   necesitan, controlar   las   necesidades   de   alumbrado,   de   transporte   público,   el   mantenimiento   y   consumo   de   edificios,   el aprovechamiento   de   la   energía   solar   y   un   largo   etcétera   que,   nuestra   mente,   puede   haber   imaginado   y   que pronto se convertirá en una absoluta realidad. El   hombre   creó   Internet   como   un   medio   de   comunicación   eficiente,   que   ha   crecido   como   globalizador   de   un mundo   al   que   hemos   sido   capaces   de   conocer   e   incluso   dar   la   vuelta,   a   través   de   fotografías   y   satélites,   desde   la ventana   acristalada   de   nuestros   más   modernos   dispositivos   electrónicos   sin   siquiera   movernos   del   sofá.   Pero no   ha   sido   suficiente   y   ha   decidido   vivir   dentro   de   él,   creando   una   nueva   categoría   social   de   “esclavos automáticos” que proporcionarán una mejor gestión de los recursos del planeta. ¿ESTAMOS PREPARADOS PARA LAS CIUDADES INTELIGENTES? Tradicionalmente,    cuando    Internet    hizo    acto    de    presencia    nos    enfrentamos    con    muchísimos    problemas especialmente   relativos   a   la   recopilación   de   datos   de   todo   tipo,   incluido   los   personales,   el   traspaso   invisible   de las   fronteras   a   través   del   uso   del   ordenador,   la   delincuencia   comenzó   a   variar   su   modus   operandi ,   el   papel comenzó   a   tomar   un   segundo   lugar   para   dar   paso   al   cristal   líquido   y   a   los   archivos   en   diferentes   formatos,   la imagen   y   el   audio   comenzaron   a   reclamar   su   lugar   y,   entre   tanto,   el   Derecho   comenzó   su   particular   Olimpiada tras una realidad más ágil y rápida que la burocracia en la que las leyes nacen. La    automatización    que    implican    las    ciudades    inteligentes,    esa    inteligencia    conlleva    la    enseñanza    de    las máquinas   y   el   aprendizaje   de   la   adaptación   de   su   creador   a   un   nuevo   modelo   de   metrópoli   futurista   que   estará llena de aciertos y desaciertos… © 2016 Sonia María Naranjo Gil Socia Fundadora de Naranjo Gil & Asociados Abogados SI TE GUSTA COMPÁRTELO
NARANJO GIL & ASOCIADOS ABOGADOS
           IDEAS ABANDONADAS El Albergue de la Creatividad Jurídica
VIVIR DENTRO INTERNET : LAS CIUDADES INTELIGENTES La   Ciencia   Ficción   del   cine   es   el   HOY   que   alguien   imaginó   años   atrás.   Lejos   quedó   la   época   en   la   que   el teléfono   portátil,   las   gafas   de   rayos   X   o   el   reloj   televisión   de   James   Bond   hacían   pensar   en   una   vida   mejor, llena de tecnologías al servicio del ser humano. Los   avances   tecnológicos   son   una   realidad.   La   prueba   palpable   la   encontramos   en   la   soltura   de   la   infancia   en   el     manejo   de   Smartphone   y   Tablet.   Es   innegable   que   el   uso   de   estos   dispositivos   se   encuentra   en   su   momento álgido   para   cualquier   estamento   de   la   población   del   primer   mundo,   llegando   en   algunos   países,   como   China,   a establecer un carril exclusivo para personas adictas al móvil La   posibilidad   de   ver   el   rostro   de   nuestro   interlocutor,   que   nuestro   móvil   nos   diga   cuántos   kilómetros   hemos andado,   nos   avise   de   que   tenemos   que   tomar   agua      o   cuántas   calorías   hemos   consumido   hace   que      las   urbes   no puedan    ser    menos.    Es    innegable    que    nos    encontramos    cada    vez    más    cerca    del    modelo    de    CIUDADES INTELIGENTES. ¿QUÉ SON LAS SMART CITIES o CIUDADES INTELIGENTES? Las    ciudades    inteligentes    son    aquellas    en    las    que    el    uso    de    los    avances    tecnológicos    en    las    áreas    de información   y   comunicación   (TIC)   las   proveen   de   una   infraestructura   que   incremente   la   calidad   de   vida   de   los ciudadanos,   así   como   un   desarrollo   sostenible   con   el   que   minimizar   el   impacto   medioambiental   que   produce   el ser   humano,   al   mismo   tiempo   que   contribuir   a   la   disminución   del   gasto   público   y   al   crecimiento   de   la economía. Con   el   fin   de   promover   la   dinámica   de   las   ciudades   inteligentes   se   creó   RECI:   Red   de   Ciudades   Inteligentes, entre las que se encuentran Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, entre otras. ¿EXISTEN REALMENTE LAS CIUDADES INTELIGENTES? Si     lo     miramos     desde     una     óptica     más cercana,    veremos    que    cada    vez    es    más frecuente   que   los   trámites   burocráticos   con las   Administraciones   Públicas   se   lleven   a cabo    en    “Sede    Electrónica”,    enviar    una carta,   ya   no   exige   las   colas   de   antaño   en   la oficina   de   Correos,   pues   se   puede   enviar desde   tu   hogar   a   través   de   Internet,   con   la consiguiente,    reducción,    por    lo    menos    a priori,    del    gasto    de    papel.    Lo    mismo podemos    decir    de    las    gestiones    con    las entidades   bancarias,   compras   de   productos, incluso   el   pedir   comida   a   domicilio,   ello sin   olvidarnos   de   las   lavadoras   inteligentes que   detectan   dónde   se   encuentra   la   suciedad en las prendas. Estamos   en   la   antesala   de   las   ciudades   inteligentes   que   serán   capaces   de   regular   la   energía   que   necesitan, controlar   las   necesidades   de   alumbrado,   de   transporte   público,   el   mantenimiento   y   consumo   de   edificios,   el aprovechamiento   de   la   energía   solar   y   un   largo   etcétera   que,   nuestra   mente,   puede   haber   imaginado   y   que pronto se convertirá en una absoluta realidad. El   hombre   creó   Internet   como   un   medio   de   comunicación   eficiente,   que   ha   crecido   como   globalizador   de   un mundo   al   que   hemos   sido   capaces   de   conocer   e   incluso   dar   la   vuelta,   a   través   de   fotografías   y   satélites,   desde   la ventana   acristalada   de   nuestros   más   modernos   dispositivos   electrónicos   sin   siquiera   movernos   del   sofá.   Pero no   ha   sido   suficiente   y   ha   decidido   vivir   dentro   de   él,   creando   una   nueva   categoría   social   de   “esclavos automáticos” que proporcionarán una mejor gestión de los recursos del planeta. ¿ESTAMOS PREPARADOS PARA LAS CIUDADES INTELIGENTES? Tradicionalmente,    cuando    Internet    hizo    acto    de    presencia    nos    enfrentamos    con    muchísimos    problemas especialmente   relativos   a   la   recopilación   de   datos   de   todo   tipo,   incluido   los   personales,   el   traspaso   invisible   de las   fronteras   a   través   del   uso   del   ordenador,   la   delincuencia   comenzó   a   variar   su   modus   operandi ,   el   papel comenzó   a   tomar   un   segundo   lugar   para   dar   paso   al   cristal   líquido   y   a   los   archivos   en   diferentes   formatos,   la imagen   y   el   audio   comenzaron   a   reclamar   su   lugar   y,   entre   tanto,   el   Derecho   comenzó   su   particular   Olimpiada tras una realidad más ágil y rápida que la burocracia en la que las leyes nacen. La    automatización    que    implican    las    ciudades    inteligentes,    esa    inteligencia    conlleva    la    enseñanza    de    las máquinas   y   el   aprendizaje   de   la   adaptación   de   su   creador   a   un   nuevo   modelo   de   metrópoli   futurista   que   estará llena de aciertos y desaciertos… © 2016 Sonia María Naranjo Gil Socia Fundadora de Naranjo Gil & Asociados Abogados SI TE GUSTA COMPÁRTELO