Política de Privacidad                                                                                                                                                                               Aviso Legal © Naranjo Gil & Asociados Abogados 2017
NARANJO GIL & ASOCIADOS ABOGADOS
EL ACOSO ESCOLAR: QUÉ DEBES DE HACER SI TU HIJO LO SUFRE ¿EN QUÉ CONSISTE EL ACOSO ESCOLAR? El   acoso   escolar ,   hostigamiento   escolar   o   en   inglés   BULLING   consiste   en   cualquier   forma   de   maltrato   psicológico, verbal   o   físico   producido   entre   escolares    de   forma   reiterada   a   lo   largo   de   un   tiempo   determinado   tanto   en   el   aula, como   a   través   de   las   redes   sociales,   con   el   nombre   específico   de CIBERACOSO El    tipo    de    violencia    dominante    es    el    emocional    y    se    da mayoritariamente   en   el   aula   y   patio   de   los   centros   escolares,   si bien,   no   está   exenta   de   la   violencia   física   a   las   que   los   medios   de comunicación    nos    comienzan    a    tener    acostumbrados    en    las imágenes de palizas entre escolares grabadas con un móvil. El   agresor   lleva   a   la   víctima   al   silencio   y   a   la   indiferencia   del resto    de    sus    compañeros,    dando    paso    a    un    abuso    de    poder reiterado   en   el   tiempo   que   generarán   secuelas   psicológicas   en   el maltratado   que   vivirá   aterrorizado   ante   el   solo   pensamiento   de acudir   a   sus   escuelas,   llegando   a   situaciones   de   peligro   para   su salud emocional. Suelen    ser    especialmente    propensos    al    acoso    escolar    aquellos niños   los   niños   con   síndrome   de   Down,   el   autismo,   síndrome   de Asperger, etc… ¿CÓMO      SABER      SI      TU      HIJ@      PADECE      ACOSO ESCOLAR? Una   de   las   cosas   más   complicadas   es   que   tu   hij@   te   comunique   que   está   sufriendo   acoso   escolar   por   parte   de   otros niñ@s   en   el   cole.   Son   seres   muy   jóvenes   que,   dependiendo   de   la   edad   que   tengan,   van   a   pretender   solucionar   sus cosas   solitos   o   se   van   a   callar   y   a   no   decir   nada,   por   vergüenza,   entre   otras   muchas   razones   que   pueden   moverlo   a silenciar   su   situación.   Si   el   caso   de   tu   hij@   es   el   segundo,   comienza   a   observarlo   en   búsqueda   de   posibles   señales que   puedan   alertarnos   a   través   la   disminución   del   rendimiento   escolar,   repentinos   cambios   de   humor,   temor   de   ir   al colegio,   lesiones   físicas,   etc…Una   vez   que   hayas   detectado   las   señales   que   te   hagan   albergar   sospechas,   fomenta   un clima de confianza para que nos cuenten el problema. Llegado   el   momento   en   el   que   tu   hij@   confirma   tus   sospechas   y   temores   INFORMA   INMEDIATAMENTE   A SUS   TUTORES    sobre   las   situaciones   vividas   por   el   niñ@,   incluso   por   escrito,   si   así   lo   deseas,   a   fin   de   que   el Centro   Escolar   se   convierta   en   el   aliado   y   no   en   el   enemigo   que   obvia   la   situación   haciéndole   caso   omiso   y agravando el problema del menor. Desde   el   punto   de   vista   legal,   el   Centro   Escolar   comenzarás   las   pautas   marcadas   para   activar   el   PROTOCOLO   DE ACOSO   ESCOLAR    a   fin   de   llevar   a   cabo   un   trabajo   exhaustivo   de   reuniones   periódicas   con   el   fin   de   erradicar   el problemas. ¿EN QUÉ CONSISTEN LAS MEDIDAS DE PROTOCOLO DE ACOSO ESCOLAR? Será   el   Director   del   Centro   el   que   convocará   a   los   implicados   (   agresor,   agredido,   tutores,   jefes   de   estudios..)   a   fin   de recopilar   información   en   aras   de   tomar   las   medidas   que   garanticen   la   seguridad   del   agredido,   advirtiendo   al   agresor de   su   conducta,   abriendo   un   expediente   sobre   el   asunto.   Formada   la   Comisión   de   Convivencia   y   una   vez   que   se   haya verificado   la   existencia   de   acoso,   se   comunicará   a   las   familias   respectivas   y   a   la   inspección   educativa.   Si   los   hechos revistiesen   una   especial   gravedad   se   pondrá   en   manos   d   elas   Fiscalía   de   Menores   en   el   caso   de   alumnado   mayor   de 14   años   y,   en   el   caso   de   menores   de   14   se   comunicará   a   los   Servicios   Sociales   del Ayuntamiento   o   Junta   Municipal correspondiente.   Esta   Comisión   evaluará   las   actuaciones   realizadas   haciendo   un   seguimiento   de   sus   resultados   y elaborando al final de cada trimestre un informe al respecto. ¿QUÉ    OCURRE    SI    EL    CENTRO    ESCOLAR    HACE    CASO    OMISO   A    LA    SITUACIÓN    DE   ACOSO ESCOLAR QUE SUFRE TU HIJO? Lo   normal   es   que,   pasado   un   período   prudencial   de   tiempo,   el   Centro   informe   a   los   padres   sobre   el   avance   en   las investigaciones   llevadas   a   cabo.   En   el   caso   de   no   producirse   avances   ni   adopción   alguna   del   protocolo   de   actuación marcado   al   efecto,   podrás   acudir   a   la   INSPECCIÓN   DE   EDUCACIÓN Y A   LA   FISCALÍA   DE   MENORES    a   fin de   que   adopten   las   medidas   legales   oportunas,   con   las   consiguientes   sanciones   a   la   Dirección   del   Centro   por   la   falta de   diligencia   en   el   desempeño   de   sus   labores   y   adopción   de   medidas   pertinentes   marcadas   en   cada   Comunidad Autónoma al respecto. Ya   es   suficientemente   difícil   ser   padres,   como   para   dejar   que   a   tu   hij@   lo   dañen   en   el   cole.   No   olvides   los   derechos que te asisten. SOLICITA TU CITA  AL 928 760 633 © 2017 Sonia María Naranjo Gil SI TE GUSTA COMPÁRTELO
NARANJO GIL & ASOCIADOS ABOGADOS